jueves, 4 de diciembre de 2008

LUGH, el dios del SOL


Lugh, cuyo nombre significa "aquel que brilla", era el dios Céltico del Sol. El dios del inframundo era su abuelo Balor. Balor era el líder de los Fomorii. Los Fomorii eran personas malas que vivían en la obscuridad del inframundo. De acuerdo a una profecía, Balor iba a ser matado por su nieto.

Para evitar que se realizara la profecía, Balor aprisionó a su hija Ethlinn en una torre de cristal. Sin embargo, Cian el hijo del dios de la medicina, entró en la torre. Ethlinn dió a luz a un niño cuyo nombre era Lugh. Por desgracia, al instante que nació el niño, Balor lo tiró al mar para que se ahogara. Lugh escapó milagrosamente de su destino de muerte y fue criado secretamente por el dios del mar, Manannan. El aprendió las artes y se convirtió en un gran guerrero.

Cuando llegó a ser un adulto, se unió a los Tuatha De Danaan, "las personas de la diosa Dana", en su lucha contra los Fomorii. Durante una batalla desesperada, el rey de los Tuatha De Danaan murió al ser alcanzado por la mirada malvada de Balor. Balor tenía una mirada maliciosa que era capaz de matar a quien lo mirara. Sin embargo, Lugh tiró una bola mágica de piedra al ojo de Balor y lo mató, como decía la profecía. Lugh se convirtió en el rey de los Tuatha De Danaan.

Lugh corresponde al dios Galés Lleu y al Gálico Lugos. Del nombre de Lugh se derivan los nombres de ciudades modernas tales como Lyon, Laon y Leyden. Hoy, la gente recuerda la figura de Lugh con un festival que conmemora el comienzo de la cosecha en Agosto. El festival de Lugh, llamado por los Celtas "Lughnasadh", es más conocido como Lammas, o la fiesta de las primeras frutas.